Suspensión de la pena de prisión.

5 (100%) 1 vote

La suspensión de la pena de prisión es posible si concurren determinadas circunstancias. Y ya sabes que en este blog procuramos acercar el mundo del derecho a la sociedad, por eso hoy te hablamos de este tema, aunque esperamos que no estés inmerso en ninguna de estas situaciones.

Si llegado el caso de ser condenados en juicio a una pena privativa de libertad existen determinadas reglas que permiten en algunos supuestos evitar el cumplimiento de dicha condena.

Situaciones en las que es posible la suspensión de la pena de prisión.

suspension de la penaEn primer lugar el Código Penal establece que los jueces y tribunales podrán dejar en suspenso la ejecución de las penas privativas de libertad no superiores a dos años de duración. Para adoptar dicha resolución de suspensión, el juez o tribunal valorará las circunstancias del delito cometido, las circunstancias personales, familiares y sociales de la persona condenada así como sus antecedentes penales, su conducta posterior al hecho delictivo y en particular su posible esfuerzo para tratar de reparar el daño causado por el delito por el cual ha sido condenado.

Además de lo anterior, para la suspensión de las condenas privativas de libertad deberán darse las siguientes circunstancias.

  1. Que el condenado haya delinquido por primera vez, es decir que la condena que se pretende suspender sea la primera que se le impone. A tal efecto no se tendrán en cuenta las anteriores condenas cuyos antecedentes hubiesen ya sido cancelados por transcurso del tiempo o pudiesen serlo. Tampoco se tendrán en cuenta los antecedentes penales correspondientes a delitos que por su naturaleza o circunstancias carezcan de relevancia para valorar la posible comisión de nuevos delitos o delitos futuros.
  2. Que la pena impuesta o la suma de las impuestas en el juicio no sea superior a dos años.
  3. Que se hubiesen satisfecho las responsabilidades civiles ocasionadas con el delito, es decir que se hubiesen pagado todos los daños originados con dicho delito

Excepcionalmente, aunque no concurran los requisitos nº 1 y nº 2 citados y siempre que no se trate de delincuentes habituales, los jueces y tribunales podrán acordar la suspensión de las penas que no excedan de dos años cuando las circunstancias personales del penado, la naturaleza de los hechos, la conducta personal y en particular su esfuerzo para reparar el daño causado así lo aconsejen.

Más sobre la suspensión de la pena de prisión y el derecho penal.

Y hasta aquí nuestro artículo de hoy. Espero que te haya resultado útil. Si tienes algo que comentar o sugerir, o alguna duda, no dudes en hacerlo en los comentarios. Prometemos contestar a todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.