Libertad condicional, como conseguirla.

5 (100%) 1 vote

La libertad condicional, que parece un término de película de tanto que se ha sobado en el cine, es un derecho fundamental en nuestro ordenamiento jurídico. A este concepto dedicamos el artículo de hoy.

Estar privado de libertad como consecuencia de haber sido condenado a una pena de prisión es una situación extremadamente difícil. Una vez iniciado el cumplimiento de la pena privativa de libertad el deseo de cualquier persona que se encuentre en dicha situación será el de obtener su libertad condicional por las vías legales y en el menor tiempo posible.

La libertad condicional compete al juez de vigilancia penitenciaria.

libertad condicional mallorcaLa decisión sobre la posible libertad condicional de quien se encuentre en dicha situación corresponde en todo caso al Juez de Vigilancia penitenciaria. Este podrá acordar la suspensión de dicha condena, concediendo la libertad condicional al penado cuando se den los siguientes requisitos:

  1. Que el penado se encuentre clasificado en tercer grado penitenciario.
  2. Si haya extinguido o cumplido las tres cuartas partes de la condena impuesta.
  3. Que haya observado buena conducta durante su estancia en el centro penitenciario.

Además, para otorgar dicha libertad condicional, el Juez de vigilancia penitenciaria valorará la personalidad del penado, sus antecedentes, las circunstancias del hecho cometido, su conducta durante el cumplimiento de la pena, sus circunstancias familiares y sociales y los efectos que quepa esperar de dicha suspensión.

También podrá acordarse la suspensión de la condena privativa de libertad en los siguientes supuestos:

  1. Cuando se hayan extinguido las tres cuartas partes de la condena.
  2.  Que durante el cumplimiento de la condena se hayan desarrollado actividades laborales, culturales u ocupacionales, bien de forma continuada o bien con un aprovechamiento del que se haya derivado una modificación relevante de sus circunstancias personales.

Y excepcionalmente también podrá acordarse la suspensión de la condena privativa de libertad en los siguientes supuestos:

  1. Que se trate de la primera condena de prisión impuesta al penado siempre que esta no supere los tres años de duración.
  2. Que se haya extinguido la mitad de la condena impuesta.
  3. Y que asimismo durante el cumplimiento de la condena se hayan desarrollado actividades laborales, culturales u ocupacionales, bien de forma continuada o bien con un aprovechamiento del que se haya derivado una modificación relevante de las circunstancias personales del interno.

Más sobre la libertad condicional y el derecho penal:

Hasta aquí llega nuestro artículo de hoy. Esperamos que te haya resultado útil. Si tienes alguna duda o sugerencia, o algún comentario, puedes hacerlo en la sección destinada a tal efecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.