Divorcio con hijos

5 (100%) 2 votes

El divorcio con hijos es, sin duda, una de las peores experiencias que podemos enfrentar como padres.

Cuando llega el caso de que una separación o un divorcio se ve como algo inevitable en la pareja, la mayor preocupación de los padres ha de ser la de evitar por todos los medios que dicha situación afecte de una manera grave o traumática al bienestar de los hijos.

divorcio con hijos portada Muchas veces resulta frecuente que, bien de manera consciente o inconsciente los padres antepongan sus propias emociones y sus propios derechos individuales, al interés de sus propios hijos, cuando resulta que dicho interés ha de resultar objeto de la mayor atención y protección por encima de otras consideraciones.

Como consecuencia de lo anterior resulta habitual que los menores sean utilizados por uno y otro cónyuge como instrumentos de la disputa matrimonial o por así decirlo, como “armas arrojadizas” en los procedimientos de separación y de divorcio.

Dicha utilización a menudo inconsciente, puede tener consecuencias altamente negativas en el futuro desarrollo emocional y afectivo de los menores, especialmente cuando los padres no establecen las medidas necesarias que eviten a sus hijos presenciar disputas y discusiones abiertas entre sus padres, lo cual sin duda puede tener consecuencias negativas e incluso traumáticas sobre el desarrollo emocional de tales menores.

Divorcio con hijos, ¿que pasa?.

Por eso, una vez que efectivamente el divorcio o la separación se perciben como algo ya inevitable, resulta altamente recomendable que el proceso correspondiente se realice por la vía del denominado DIVORCIO DE MUTUO ACUERDO, a través del cual, los padres, de una manera dialogada y consensuada y con la asistencia de un profesional del Derecho, van a poder establecer por si mismos cuales son las medidas más favorables y convenientes para sus hijos en el marco de dicho divorcio. Tales como: con cuál de los padres residirán los menores, cuál será el régimen de visitas a establecer respecto del otro padre o progenitor y cuál será la pensión de alimentos que dicho progenitor puede y debe abonar para el sostenimiento y manutención los hijos comunes.

De esta manera, los hijos, a quienes todo puede explicarse de la manera adecuada y por tanto “todo lo entienden”, percibirán entonces la separación de sus padres como algo no traumático ni doloroso, lo cual tendrá en todo caso efectos altamente positivos para su desarrollo personal y emocional.

Mas sobre divorcio con hijos

Termina el artículo de hoy, si tienes algo que aportar puedes hacerlo en los comentarios, prometemos contestar. Muchas gracias por tu lectura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.