Despido procedente o improcedente. Que hacer.

5 (100%) 1 vote

Sea el despido procedente o no, y ahora veremos que es cada cosa, la perdida del empleo que constituye nuestro medio de vida y a veces el de toda nuestra familia es una situación frecuentemente traumática que requiere la asistencia inmediata de un profesional especializado en Derecho laboral. Por ello, es preciso desde el momento en que se produce el despido acudir a un abogado laboralista experto que nos ayudará a actuar con la necesaria eficacia y serenidad en estos casos; teniendo en cuenta además que, en muchas ocasiones, LA EMPRESA JUGARA CON LA BREVEDAD DE LOS PLAZOS LEGALES PARA RECURRIR CONTRA EL DESPIDO Y EL DESCONOCIMIENTO, por parte de los trabajadores de los TRAMITES A SEGUIR CONTRA EL DESPIDO.

Aunque estemos ante un despido procedente la velocidad de respuesta es primordial.

despido procedente portadaEn primer lugar es preciso conocer que para impugnar o recurrir el despido contamos con un plazo de 20 días hábiles a contar desde la fecha en que el despido se produce; por lo tanto de dicho plazo se excluyen y “no cuentan” los días inhábiles y festivos, así como los sábados.

En segundo lugar hay que saber también que la comunicación de despido del trabajador ha de realizarse SIEMPRE POR ESCRITO, a través de la denominada CARTA DE DESPIDO, de manera que el DESPIDO VERBAL, o sea, de palabra por el empresario, siempre resultará un DESPIDO IMPROCEDENTE y por lo tanto legalmente no valido.

¿Es necesario firmar la carta de despido?. Teniendo en cuenta que LA CARTA DE DESPIDO ES UNA COMUNICACIÓN FORMAL AL TRABAJADOR DE LA EXTINCION DEL CONTRATO DE TRABAJO, resulta conveniente firmarla, porque de este modo podemos probar y acreditar la fecha en que se produce y sus circunstancias. Todo ello a efectos de recurrir contra el despido por la vía correspondiente. No obstante resulta aconsejable incluir junto a la firma de la carta la consabida coletilla de NO CONFORME, a efectos de mostrar desde ese momento y a todos los efectos, nuestra disconformidad con la decisión de la empresa de extinguir la relación laboral.

Junto a la CARTA DE DESPIDO, han de ponerse a disposición del trabajador la propuesta de LIQUIDACIÓN Y FINIQUITO en la que se recogen todas las cantidades debidas al trabajador por la empresa hasta ese momento, tales como el pago de la nómina del mes en curso, pagas extraordinarias pendientes de abono o la compensación económica correspondiente que la empresa debe abonar al trabajador por las vacaciones no disfrutadas durante ese año y hasta la fecha de despido.

Más información sobre el despido procedente (o no) y de derecho laboral.

Por hoy es suficiente, puedes seguir leyendo el blog y enterarte de más cosas acerca de derecho laboral, de familia o penal. Y si tienes alguna consulta que hacernos, puedes hacerla SIN COMPROMISO en este enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.