El procedimiento más sencillo para cobrar una deuda

Rate this post

Para cobrar una deuda el procedimiento más sencillo suele ser el juicio monitorio. Es un juicio rápido y sencillo, al que acudir cuando se pretende el cobro de una deuda dineraria, de cualquier importe líquida, determinada, vencida y exigible. Vamos a ver en que consiste en este breve artículo.

Para cobrar una deuda, juicio monitorio.

cobrar una deudaCuando la cantidad que se reclame sea inferior a 2000 euros no será precisa la intervención de abogado y de procurador, a partir de dicha cantidad, la ley exige la presencia de ambos profesionales para la tramitación del juicio monitorio, tanto en el caso de que la persona demandada se oponga al pago de la deuda, como cuando no abone la misma y sea necesario acudir al proceso de ejecución.

Cabe la posibilidad de acudir al proceso monitorio cuando se acredite la deuda de alguna de las formas siguientes:

1. Mediante documentos, cualquiera que sea su forma y clase o el soporte físico en que se encuentren, que aparezcan firmados por el deudor o con su sello, marca o cualquier otra señal, física o electrónica.

 2. Mediante facturas, albaranes de entrega, certificaciones, telegramas, telefax u otros documentos que, aunque hayan sido creados unilateralmente por ti, sean de los que normalmente se utilizan para documentar los créditos y deudas en relaciones similares a la que tienes con el deudor.

También es posible acudir al proceso monitorio en los casos siguientes:

1. Cuando, junto al documento en que conste la deuda, se aporten documentos comerciales que acrediten una relación anterior duradera.

  2. Cuando la deuda resulte acreditada mediante certificaciones de impago de cantidades debidas en concepto de gastos comunes de Comunidades de Propietarios de inmuebles urbanos.

Para estos procesos será competente el Juzgado de Primera Instancia del domicilio o residencia del deudor o, si este no fuese conocido, será igualmente competente el juzgado del lugar en que éste pudiera ser localizado a efectos del requerimiento de pago por el tribunal.

En la demanda o petición inicial de procedimiento monitorio deberán hacerse constar los siguientes datos

  • La identidad del deudor y su domicilio

  • La identidad y domicilio del demandante.

  • Y la cuantía de la deuda objeto de la reclamación.

Para cobrar la deuda hay que aportar documentos.

A dicha petición deberán acompañarse las facturas y documentos que acrediten la existencia de la deuda que permanece impagada por el deudor.

Una vez presentada y admitida a trámite por el Juzgado, éste requerirá al deudor para que en el plazo de veinte días pague la deuda o se oponga a la misma.

A partir de ese momento podrá ocurrir lo siguiente:

  • Que el reclamado pague, con lo que se termina el proceso y se procede a su archivo.

  • Que el reclamado no pague ni se oponga ni comparezca en el procedimiento, con lo que se dictará un auto de ejecución contra el mismo a favor del demandante y por la cuantía reclamada en el procedimiento.

  • Y que el reclamado comparezca en el juicio y se oponga, argumentando lo que estime oportuno, en cuyo caso será necesario acudir a un procedimiento declarativo (ordinario o verbal) que, con carácter general, necesitará la asistencia de abogado y procurador, salvo que la deuda reclamada sea de cuantía inferior a 2.000 euros.

Más sobre como cobrar una deuda.

Hasta aquí llega nuestro artículo de hoy. Esperamos que te haya resultado útil. Si tienes alguna aportación, alguna duda o sugerencia, no dudes en hacerla en la zona destinada para ello. Prometemos contestar a todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.